side-area-logo

Crónicas en la selva

En algún lugar del carretero asfaltado hacia la Sierra Madre de Chiapas en el estado del mismo nombre.. México, mitad de febrero de 2018… El paisaje es feraz y austero, de talante seco y no ausente de sobria belleza, así imagino a las buenas mozas, descendientes de los mayas, que aquí y allá asoman su rostro tras alguna tienda de abarrotes.
Mientras trato de imaginar un Jaguar en las lomas cercanas, salpicadas, aquí y allá por franjas de bosque thermofilo, escucho las conversaciones intrascendentes de mis compañeros de aventura. Vamos doce entusiastas de la naturaleza y el trabajo interior que promueve el Yug-Do.
A medida que subimos por la sierra hacia Revolución, los pardos y ocres se van volviendo más verdes, y se empieza a intuir una mayor diversidad biológica.
Esta mañana, todavía de noche, antes de que la Diosa Aurora quisiera asomar, recorrí cauteloso los alrededores del alojamiento en busca de mamíferos crepúsculares. Ayer me confirmó un trabajador que entre matorrales y escombros son comunes los Zorrillos y los Tlacuaches (zariguellas), el primero es un mustelido muy interesante, que utiliza un chorro de olor penetrante como defensa, y los segundos, son marsupiales en América, joyas vivientes a pesar de su aspecto desaliñado, como de rata gigante, que suele ser repulsivo para alguna gente. Para mí, todos son hermosos, sin excepción.
Cuándo me preguntan, binoculares en mano y cámara lista, digo que soy Biofilo, y como no saben lo que es, me dejan tranquilo, pero la verdad es que me idéntifico más con eso, que con otra cosa… Biológos y Ambientalistas, son la parte científica, con los que comparto rigurosidad y datos, con los ecologistas, me quedo con su pasión protectora, me gusta hacer fotos, pero me desmarco del fotógrafo profesional, y más aún de aquellos que valoran más cazar la foto, que al modelo…
Ser naturalista está perfecto, sobre todo siendo amateur, es decir sin compromisos profesionales y vivir la vida por el disfrute mismo.

 

antonio iborra selva serpiente
Al amanecer o atardecer también se puede sorprender al armadillo de nueve bandas, que es otra joya zoológica, con sus andares de muñeco mecánico y su lengua pegajosa de oso hormiguero..
Ayer, por el río Grijalba, que cruza buena parte de Chiapas, disfrutamos de estilizadas garzas blancas, con su manto nupcial y elegancia innata, también aparecían garzas reales, con su plumaje gris elegante, como hombres de negocios, ocupados en su pesca matinal.
Entre otras especies abundantes, tuvimos pelícanos, en esta ocasión lejos de la costa, los sempiternos cormoranes, unos preciosos loros verdes, de mediano tamaño y cotorreo característico.
Uno se los mejores encuentros fueron unos Monos Arañas, o Ateles, con sus cinco patas útiles, incluido su increíble rabo prensil..
Nunca los tuve tan cerca para fotografíar, se mostraron tranquilos y confiados, la hembra adulta tenía un collar de seguimiento científico. Es el segundo mono de América en cuanto a tamaño, solo superado por el Aullador…

 

loromono araña
La presencia de grandes cocodrilos, soleandose como estatuas vivas dio gran atractivo al recorrido, a pesar de estar ellos mismos sobre envases de  plástico… No les afecta directamente, pero es un síntoma de degradación ambiental que habla de la falta de sensibilidad y cultura humana.
Ya son tres días por México, tras las veinte horas de viaje, once de vuelo, pasar del nivel del mar, a dos mil y pico de metros, contaminación, diversidad climática.. Hace cuatro días estuve a menos cinco grados en España y hoy a treinta y cinco en Tuxla.. Pues son cuarenta grados de diferencia… Pero a pesar de todo, estoy bien.. Sin problemas… Mantengo los parámetros correctos… Levantarse temprano, beber mucha agua, ejercicio físico, sudar, ducha fría, y alimentación vegana, adaptada claro a cada ambiente. Y por supuesto… El buen humor…
Ayer, siempre hablando de adaptación, dejamos la disciplina del YUG-DO para el atardecer… La mañana tuvimos que aprovecharla para bichear (buscar animales salvajes) y luego ya hacía demasiado calor, así que dejamos para el atardecer la práctica de Yoga y Meditación, incluido Chi Kung, todo bajo la estructura del YUG-DO.
Nos dejó una sensación maravillosa.
¿Religión?
Existencialista.
¿Política?
De Centro Arriba.. Y anarquismo ordenado y consciente.
¿Profesión?
Terapia Holistica y Transpersonal..
¿Filosofía?
Biofilo..
¿Afición?
Bicherio activo..
¿Vocación?
Despertar a la Consciencia de Ser.

 

selva grupo

 

Disfruto de casi todo, pero no acepto todo lo que me ofrecen.
El grupo está compuesto de compañeros maravillosos.. De Ciudad de México, ilihutsy que es la coordinadora de YUG-DO México, siempre atenta y eficiente. Seráfin, el promotor y fundador de la mayoría de los grupos en los últimos años.. Un pilar de referencia por su entrega y buen hacer. Emily y Alicia, dos monitoras de YUG-DO con verdadero espíritu y entusiastas.. Perla, como Ilihutsy y Serafín, Profesora de esta bella disciplina, ingeniera y excelente fotógrafa. Otro pilar de abnegación y trabajo, en esta ocasión acompañada de su novio Juan, informático, y el más joven de nuestro atípico grupo.
Y Mona, también de Ciudad de México.. Que se presenta a examen, para integrarse a la Escuela de YUG-DO.
Por parte de Morelia, Antonieta, Instructora, y con muchos años ya de entrega y trabajo sobre sí misma..
Fátima, que es hermana de Antonieta, y también Monitora, y que aporta siempre su inteligencia y elegancia al grupo.
Guillermo, tío de las hermanas Chavez y parte del clan.. Con su esposa Catalina.. Una bella pareja y también Monitores de YUG-DO.
Pues este es el grupo que marcha por las sierras chiapatecas en busca del Jaguar…
Además del joven chófer, Daniel, que hace lo que puede, ante su inevitable falta de experiencia…
Jaguar, es también una excusa para adentrarnos en la Reserva de la Bioesfera del Triunfo… Un maravilloso Bosque de Niebla.. Celosamente protegido, que sólo admite a sesenta visitantes al año y refugio del ave más bella y emblemática de América Central, el Quetzal…
Y otras especies míticas y de un valor ecológico incalculable, como el Pavón Unicornio… Y el Rey.. El jaguar…
Entre las 120 especies de mamíferos contabilizadas en ésta sierra, destacan también los Pumas, Ocelote, Zorro Gris, Coatis, Kinkajus, Zariguellas, Zorrillos, Mapaches, Coyotes, Ciervos de Cola Blanca, y otros que voy a confirmar estos días.. Además de gran variedad de murciélagos, y roedores grandes como los Pacas y ardillas.
La diversidad de aves e invertebrados es enorme..
La posibilidad de ver a estas magníficas criaturas, excasa…
El bosque de niebla, o nuboselva es muy tupido, y con excasa hierba , por lo que la presencia de grandes ungulados es pobre y muy dispersa, no así los habitantes del dosel forestal.. Las copas de los árboles… En estas selvas brumosas, que se nos antojan llenas de magia y misterio, la presencia animal, es a menudo detectada por sus rastros o sus sonidos…
La verdadera experiencia es estar aquí y disfrutar unos días de contacto con tan extraordinario escenario vivo… Y compaginar el asombro con la experiencia interior del Yoga y la Meditación.. Yug-do en estado puro…

 

selva1

 

Javier, el guía y guarda parque, me hace una señal para que me detenga.. Apagamos las luces del frontal, y sí… Inequívocamente es un puma, está maullando, y no está lejos, quizás a un kilómetros, a lo mejor, menos… Seguramente es el macho enorme, del camino de las cascadas.. Maulla unas cuatro veces, sin duda anda en celo…
Es noche cerrada y dentro del bosque tropical no se ve apenas nada, ni las estrellas, pero una presencia de vida múltiple nos arropa, nos quedamos en silencio…
Hace un rato… Tras la loma sorprendimos a cuatro escurridizos venados de cola blanca, primero fue una hembra con su cría, luego un macho joven, más adelante otra hembra… No están lejos, quizás cien metros, pero las condiciones de luz en la tarde, y en el interior del bosque, frustran los intentos de sacar alguna foto decente.. Aún y así, gracias a la pericia del guía, lo consigo..
Caminamos silenciosos, como felinos al acecho, llevo el equipo imprescindible, mi monopie, de usos múltiples (trípode, bastón, caza serpientes y defensa personal, en caso extremo..) la cámara compacta (Nikon B700), mis prismáticos (nikon Monarch 8×42), ropa de camuflaje, aunque al lado de Javier, no voy tan discreto, él parece un pequeño Rambo, bajito y compacto, totalmente camuflado, es un verdadero profesional…
Es capaz de reconocer por el sonido, casi cualquier tipo de animal… Levanta troncos y encontramos enormes tarántulas y algunas serpientes.. Ninguna tan bonita como la mortífera y rara Nauyaca Bicolor, que en estos increíbles días pude fotografíar.
Cinco minutos caminando sigilosos, veinte segundos detenidos, escuchando, acechando…! Ahí!, me indica… Uno, dos, tres… Un grupo familiar de unos quince coatis (que aquí llaman tejones)… No nos han visto y caminan hacia nosotros, los llegamos a tener a cuatro metros.. Estan comiendo frutos entre el denso follaje, y no son fáciles de fotografíar, aún así consigo varias tomas buenas, al final, un ligero movimiento por mi parte, genera su estampida general, con gran alboroto de hojas…

 

nauyaca Bicolorcoati selva

 

Debajo de un tronco, las linternas iluminan a una tarántula de tamaño mediano, la tomo con la mano, y siento su movimiento suave, como un masaje de terciopelo.
En el camino, entre grandes silencios y esperas, Javier me narra sus tres o cuatro avistamientos de Jaguar, y me describe minuciosamente la naturaleza de cada encuentro.. Momento, hora, lugar, situación… También otros tantos de puma.. Y de como una vez se las vio apurado con uno de esos grandes felinos, a menos de seis metros.
Aunque Javier, como cualquier excelente guardaparque, es de pocas palabras, le sonsaco cada detalle sobre sus encuentros con Ocelotes y demás animales de mi interés.
No hay como la sabiduría real y directa de aquel que se pasa la vida en el monte, monitireando diferentes especies raras.
Debajo de una piedra encontramos y atrapamos una hermosa culebra,! Que suave!
Antes de regresar nos topamos con un bellísimo venado cabrito (mazama americana), muy difícil de observar.
Ni que decir tiene que hoy me sumergi en un maravilloso sueño selvático,dónde pumas y jaguares rondaban en increíbles paisajes oníricos.
Ahora estamos en la furgoneta de regreso, no sabría decir sin han sido cuatro días o cuatro años, porque el alma mide en intensidad, y no en calendario. Con nosotros viajan por un trecho, Efrain Orantes e Isabel, su novia.
Es muy difícil sintetizar todo lo que ha ocurrido y hemos vivido los últimos días.. Todavía no está digerido, solo aparece en la consciencia como fotografías, instantes sin tiempo…

 

ciervo selva
Todo en este viaje a la selva empezó mal, el joven que nos hacía de enlace, chófer y guía, era un desconcierto para nosotros, la falta de eficacia, los retrasos, la incapacidad más la ineptitud, no podían sólo atribuirse a la juventud de un chaval de veintiún años… A pesar de sentirnos molestos con el, en realidad Daniel, ya que así se llama, ha sido víctima también de una estafa y una fea manipulación de la supuesta empresa, que Ilihutsy contrato… Hasta la fecha los auténticos, o el auténtico responsable no ha echo otra cosa que escurrir el bulto, y no ha dado la cara… Eso sí, nos obligaron a pagar todo por adelantado, una serie de servicios y prestaciones que han brillado por su ausencia…
Así tras cuatro o cinco horas en una furgoneta que lo único que tiene de lujo es el nombre, llegamos a la hacienda de Arroyo Frío. Cabe destacar que las últimas dos horas han sido de camino de terraceria, baches y polvo…
Sin embargo tras cruzar con la furgo el último arroyo, y pensando que nos quedaríamos varados ahí… Se abrió ante nosotros un Portal a un mundo de magia y ensueño, insospechado hasta ese momento…
Ahí nos recibe Francisco, un chaval muy alto, simpático y disponible y su hermano Efrain, que es a parte de una excelente persona y un gran ser humano, un experimentado naturalista, que ha cosechado prestigiosos premios por la conservación ambiental.
Conectamos de inmediato con Efrain, así como las almas gemelas se reconocen, en minutos surge una genuina amistad y compartimos una misma pasión.
Gran parte de lo vivido estos días se lo debemos a su generosidad y buen hacer… De echo, en seguida, nos damos cuenta de la pésima gestión que ha realizado la “empresa” de enlace. Nos han engañado a todos, pero por otra parte nos han permitido descubrir este rincón del paraíso y a estos amigos tan especiales..
Todo el grupo de apoyo, los muchachos, los guías, Isabel, que destila en un sus hermosos ojos un alma sensible y amante de la naturaleza.. Todos han dado lo mejor para ayudarnos.

 

animal selva
Ayer por la mañana tuvimos el honor de conocer a Jordán, el padre de Francisco y Efrain, el dueño de esta hacienda, que heredó se su familia…
Jordán, a pesar de superar las siete décadas, está en forma y es otro pozo de sabiduría práctica… Con el recorrimos bellos e intrincados parajes selváticos. Cerca de las Salinas, que es un lugar propenso a los tapires y venados, además del hogar de hermosas nutrias, nos sorprenden una piara de Pecaries de Collar, que aquí de forma común llaman javalies.

En estos maravillosos días hemos tenido disciplina de YUG-DO en la Selva del Triunfo, prácticas de meditación bajo inmensos árboles centenarios… Y momentos de sanación y estudio.
Al estilo YUG-DO comparti con la gente de la hacienda y con el equipo, el peculiar proyecto que venimos viviendo desde hace casi treinta años… Una integración entre la ecología interior y la ecología exterior.
Respeto y cooperación con el medio ambiente externo e interno…
Pronto la gente que no nos conoce empiezan a ver algo especial en las gentes del YUG-DO… Personas disciplinadas, limpias de corazón, disponibles y dadas a cooperar en todo.
Me viene a la mente los colores de la rarisina Nauyaca Bicolor, una serpiente tan venenosa como bellísima.. La venus entre las serpientes.. Dos tuvimos a bien conocer…
El Rancho Arroyo Negro, actúa como una iniciativa particular para la preservación de la fauna y el medio ambiente.. Rescatan, reproducen y liberan especies amenazadas.. Y además se sustentan con proyectos de ecoturismo y educación ambiental.
Es realmente gracias a las iniciativas privadas que gran parte de la conservación se puede sustentar en México.
He cambiado durante horas, para solo ver una ardilla, o con suerte un Coati.. Pero en estas excursiones por la selva uno desarrolla una nueva comprensión sobre la vida… Cada animal que se deja ver es un regalo, pero sobre todo se aprende a escuchar, a rastrear, a sentir, incluso a presentir la presencia de vida silvestre.

 

ardilla selva
En el Rancho han recibido hace dos meses un maravilloso Jaguar negro, Akbar… Oscuro como la noche, de mirada verde como los arroyos selváticos.. Pronto permite que me acerque, y tras susurearle un rato, baja su agresividad y hasta se deja tocar…
Efrain pretende poder reproducir y soltar jaguares mexicanos, que raramente son negros, al igual que con todos los animales que son nativos de estas montañas mágicas.
Entre las joyas de la corona, aquí habita el Aguila de Penacho, o Aguila Elegante, que tiene un porte esplendido… También está el Zopilote Real, que está severamente amenazado y es tan raro, como hermoso… Y el Pavón, que es otro de los protagonistas del Triunfo, un ave casi mítica, endémica de estas montañas. Y cómo no el famoso Quetzal, el ave Sagrada de los Mayas…
En fin que los ornitologos y pajareros se vuelven locos y van de extasis en extasis..
Me impresiona sobre todo el ave unicornio, o Pavón, cómo un pájaro tan grande y extraordinario solo vive aquí…
Desde que llegamos hace unos días, nos quedamos sin señal de teléfono, ni Internet, así que la fusión con la naturaleza y sus ritmos ancestrales ha sido total.
Todos nos damos cuenta del bien que nos hace estar completamente aislados de la civilización, y aunque echo de menos hablar con Maria, ella ya sabe lo que estoy disfrutando…

 

jaguar negro

 

En fin, es imposible describir como es la casa del Jaguar… Cierto que no lo vi, libre y salvaje… añado.. Todavía, pero todo llegará.. He escuchado al puma, he visto sus rastros, he conocido su hábitat, sus pasos y sus presas… Y sin duda he de volver a este maravilloso lugar.

No puedo terminar sin decirles que también conocí a Santiago Gibert, un catalán como yo, que vive en Coatepec, curiosamente como no otro gran amigo, que también se llama Santiago, también es catalán, y también vive en Coatepec..! Increíble no!
Bueno pues este Santi, es ambientalista y un gran fotógrafo de la naturaleza, un excelente profesional que ha participado en varias obras literarias de difusión de especies amenazadas.. Sus fotos me dejan impresionado, en especial las de Aguila Elegante y Zopilote Real.. Pero sin duda es su fotografía de un Jaguar salvaje la que me impacta… Una sola vez… Una solo foto.. El rostro de lo salvaje…! Jaguar!
Del mismo modo Efrain me comparte su momento “salvaje”… En un cafetal, hace doce años, un solo avistamientos, una solo foto…! Jaguar salvaje!
Por supuesto que Efrain me cuenta con precisión el momento, que según él, cambió su vida…

 

jaguar Efrain Orantes
Foto de Efrain Orantes – Jaguar salvaje

 

En estos días, con ayuda de cámara trampa, se puede hacer una buena estimación de los grandes felinos que rondan por Arroyo Negro y fincas colindantes. A través de la información de Javier, Efrain y demás, puedo saber dónde se dejan ver los ejemplares del lugar… También se estiman unos dieciséis tapires, que es otra rareza y muy difícil de observar.
Es tal la riqueza biológica del Triunfo, que en su papel de corredor entre América del Norte y del Sur, se pueden observar los animales más emblemáticos de ambos continentes, sin contar el gran número de endemismos… De echo se están descubriendo en estos días nuevas especies de plantas e insectos.
Bueno, ahora sí, con la mochila llena de entusiasmo y vida libre, retomamos el camino de polvo hacia la civilización, con los abrazos sentidos de nuestros anfitriones…
! Hasta pronto Triunfo!
La aventura continúa…

Recommend
Share
Tagged in